fbpx
 

¿Qué debemos comer en primavera?

¿Qué debemos comer en primavera?

La primavera es la estación que comienza a finales de marzo y no termina hasta finales de junio, se caracteriza por la llegada del buen tiempo, a veces inestable y bien anunciada por la floración de los árboles. Es momento de renacer, la época en que tanto la fauna como la flora se reactivan tras el letargo propia del invierno, todo empieza a brotar evocando vitalidad. Al inicio de la primavera es precisamente cuando el cuerpo necesita activarse para adaptarse a los cambios de temperatura, biorritmo y el metabolismo por lo tanto acelera. Poco a poco dejamos de lado los platos de cuchara o las recetas cocidas al horno para dar paso a recetas más frescas y ligeras como los salteados o la cocina al vapor que a su vez mejoras la digestibilidad.

Que pongamos en la cesta de la compra?

Consumir alimentos propios de cada estación es la forma más inteligente de adaptar nuestro patrón alimentario y la más coherente para proteger el medio ambiente y favorecer la economía local. Comida de proximidad es una garantía de salud para que nos aporta los nutrientes enfocados a las necesidades estacionales.

  • Frutas de primavera: Aromáticas, sabrosas y coloridas así son las frutas de primavera como las fresas, las cerezas, los nísperos, los albaricoques, las ciruelas, las frambuesas, los arándanos, las grosellas, el aguacate, la pera … todas ellas ricas en sustancias antioxidantes, entre las que destaca el licopeno que da la coloración roja, las antocianinas que otorgan la coloración morada y granatosa o los carotenos que da la coloración amarilla y anaranjada. Recuerda, cuanto más color dispongas al plato más riqueza nutritiva habrá y cuanto más intensidad en el color tengan los frutos, más poder antioxidante.

Se aconseja comer las frutas bien limpias y enteras, incluso la mayoría con piel, ya que de esta manera se aprovecha todos sus nutrientes y nos beneficiamos así del contenido en fibra. La podemos preparar sola, o bien como ingrediente de alguna preparación como por ejemplo ahora que cada vez tendremos una temperatura más cálida, podemos hacer batidos, granizados, ponerla en ensaladas incluso hacer helados.

  • Verduras y hortalizas de primavera: De colores vivos ya la vez intensos, en el mercado encontramos verduras y hortalizas como los calçots, el ajo, el apio, la cebolla, las zanahorias, las espinacas, los espárragos, los calabacines, las judías verdes, el puerro, el rábano, el nabo, la lechuga, la escarola, el tomate y los guisantes frescos, los tirabeques o las habas que aunque son leguminosas la mayoría los suele incluir en este grupo. En mayor o menor medida todas son ricas en vitaminas y minerales como el calcio el magnesio, el hierro o el potasio, las que tienen un color más blanquecino son ricas en alicina, quercetina y inulina, importantes para mantener la presión en niveles óptimos , en cambio las de color verde además de ser ricas en vitamina B9 (importante en las etapas de preconcepción y embarazo) también conteniendo clorofila, glucosinolatos y luteína antioxidantes importantes para combatir los radicales libres producidos por el envejecimiento y el estrés .

Recuerda comerlas bien limpias tanto crudas como cocidas en las comidas principales del día y da la bienvenida a recetas frías como las cremas y las ensaladas variadas.

Si acusa a los cambios de estación, especialmente el paso del invierno a la primavera, ya sea por la aparición de resfriados, la astenia primaveral, la reacción a alergias, caída del cabello, sequedad en la piel, etc …. es importante que te pongas en manos de un dietista-nutricionista y cuides tu alimentación, ya que no hay nada disparidad en la frase «somos lo que comemos».

 

📍 Promoción con el apoyo del fondo europeo agrícola de desarrollo rural y la Generalidad de Cataluña @gencat @comisioneuropea @europeancommission

contenido: @Ariadna Guil. Dietista-Nutricionista

 

 



Este pueblo
es la pera

Edenia,
la webserie

SPOT
DOP Pera de Lleida